,

Chirimoyas (1 kg aprox.)


Las chirimoyas son frutas sabrosas, dulces y jugosas que basta partir por la mitad y tomar con cuchara.

4,95

La chirimoya es una baya con numerosas semillas brillantes de color negro. Su piel es suave y su pulpa blanca cremosa y aromática. Al madurar su color verde toma un tono más cálido. Las semillas de su interior se utilizan para elaborar insecticidas por lo que no es recomendable consumirlas.

Se consume sobre todo como fruta fresca. También se añade a macedonias y sorbetes y se puede usar para elaborar compotas, mermeladas, batidos o helados.

Las chirimoyas no aguantan el calor de la cocción y pierden todo sus aroma por lo que es mejor consumirlas en fresco o utilizarlas como hemos comentado anteriormente.

 

Historia y origen de las chirimoyas

La chirimoya tiene origen en América tropical. Algunos historiadores citan su origen en el norte de Perú, el sur de Ecuador y algunas zonas de Chile, es decir en las montañas de los Andes. Excavaciones arqueológicas descubrieron representaciones de la fruta realizadas por tribus precolombinas.

Tradicionalmente se decía que tuvo origen en las Indias Occidentales aunque evidencias de una variedad silvestre en Guatemala y Belice apuntan a la región de América del Sur como posible punto de origen.

Desde su origen se extendió a América Central, el sur de México y norte de América del Sur.

Fue introducida en el sur de España en 1757 en la zona de Motril, Salobreña, Almuñécar y en parte de Málaga. Se cultivó como un árbol de jardín hasta 1940 donde ganó importancia en la provincia de Granada como reemplazo de los muchos naranjos que sucumbieron a enfermedades.

En 1785 llegó a Jamaica y en 1790 se introdujo en Hawái por Don Francisco de Paulo Marín. Posteriormente llegó a Haití.

La primera plantación en Italia fue en 1797 en la provincia de Reggio Calabria.

Se ha intentado plantar varias veces sin éxito en el jardín botánico de Singapur desde 1878 pero siempre falló debido al clima tropical. En Filipinas no tuvo problemas en la región montañosa en altitud de 750 metros.

Fue introducido en la India y Ceilán en 1880. El árbol fue plantado en Madeira en 1897, luego en las Islas Canarias, Argelia, Egipto y, probablemente a través de Italia, en Libia, Eritrea y Somalia.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos importó un número de lotes de semillas de chirimoya de Madeira en 1907. Semillas provenientes de México se plantaron en California en el año 1871. Hubo 9.000 árboles en ese estado en 1936, pero muchos de ellos fueron destruidos por una congelación en 1937. Varios pequeños huertos comerciales fueron establecidos en la década de 1940.

 

Propiedades y beneficios de las chirimoyas

  • Contiene vitamina C con efecto antioxidante y vitamina A que protege nuestra vista y tejidos. Su contenido en vitamina B ayuda a la salud mental y el crecimiento.
  • Se compone mayoritariamente de agua destacando su aporte de hidratos de carbono.
  • Aporta fibra que mejora el tránsito intestinal y le otorga propiedades laxantes.
  • Es idónea para personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de corazón por su riqueza en potasio y bajo aporte de sodio.
  • Su bajo aporte en sodio, alto en potasio y con poca grasa hace que sea recomendado para personas que sufren de hipertensión arterial u otras afecciones cardiacas ya que también reduce los niveles de colesterol.
  • Se usa a modo de tranquilizante y ansiolítico ya que equilibra el sistema nervioso.
  • Por su bajo contenido en grasa es ideal para dietas de adelgazamiento o bajas en calorías.
Categorías: ,
Peso 1 kg

Basado en 0 valoraciones

0.0 media
0
0
0
0
0

Se el primero en hacer una valoración “Chirimoyas (1 kg aprox.)”

No hay valoraciones todavía.